Plaza Juan Yagüe, 1, S.Leonardo de Yagüe
975 37 60 27

Fiestas y cultura

LAS CANDELAS Y SAN BLAS

Se celebran los días 2 y 3 de febrero, son una auténtica rememoración de ritos y danzas celtibéricas, que representan las raíces profundas del pueblo. Lo más peculiar de estos días son las danzas de paloteo –palo a modo de espada y cobertera a modo de escudo – que tienen lugar en el interior de la iglesia.

LAS CANDELAS

Se celebran el día 2 de febrero. Tiene como finalidad honrar a la Santísima Virgen. El origen de esta fiesta se remonta a la Cofradía del Santísimo Rosario, ya existente en el siglo XV.

La fiesta prosigue con las mismas características que tuvo desde su fundación: misa de ministros, sermón, danzas y procesión. Durante la misa, entran en la iglesia los dos bobos, a continuación el abanderado y los ocho danzantes, portando éstos los palos y las coberteras, a modo de pequeños escudos.

Terminada la misa se inician las danzas, once en su totalidad religioso-guerreras, cada una con su música y letra (en la actualidad no se canta la letra). Posteriormente, tiene lugar la procesión.

Por la tarde, como manda la tradición, se representan las comedias. Los aficionados del pueblo, convertidos en auténticos actores, interpretan alguna obra clásica de autores prestigiosos.

FIESTAS DE SAN BLAS

El 3 de febrero, el día siguiente a las Candelas, unida estrechamente a ellas, se celebra la fiesta de San Blas. En el templo parroquial tienen lugar los mismos actos que el día anterior. Terminadas las danzas, se da paso a la procesión que va desde la iglesia hasta la ermita del Santo. Presiden el recorrido las imágenes de la Santísima Virgen y San Blas y ante ellas, se sucede el baile típico de la jota serrana (es una mezcla de jota castellana) conocida como jota de San Blas, bailando en todo momento de cara a las imágenes.

Ya en la ermita, se da a besar la reliquia de San Blas. Acabada la veneración se vuelve en procesión al templo parroquial y dentro de él se repiten los bailes ante las respectivas imágenes ahora con mayor viveza.

Por la tarde, es costumbre inmemorial que las Autoridades inviten a danzantes, grupo de rondalla, participantes de las comedias, asociaciones culturales y vecinos a tomar café y copa, reunión conocida como “ El Café de San Blas”. En la plaza mayor, como usos y costumbres, se ofrece vino en tazas de plata a cuantos se acercan a degustarlo.

SANTA ÁGUEDA

Se celebra el 5 de febrero. Ese día las mujeres se visten de serranas y ostentan el mando del pueblo.
Siguiendo con la tradición establecida a través de los años, las mujeres son las protagonistas, llegando incluso a nombrar su propia alcaldesa.
El alcalde de la localidad hace entrega del bastón de mando e impone la banda de honor a la nueva alcaldesa que, por un día y de manera testimonial, regirá los destinos del pueblo.

En la actualidad se vive esta fiesta con tanto o más alborozo que en sus mejores tiempos, gracias a la “Asociación de Mujeres Los Pinares”, que la ha salvado del olvido al que parecía estar destinada.

SANTA MARÍA MAGDALENA

Estas fiestas se celebran del 22 al 25 de julio. Su antigüedad se remonta a las últimas décadas del siglo XV, cuando San Leonardo quedó varios años arrasado por las llamas hasta el punto de no quedar ni casas ni bienes.

Por este motivo, los vecinos de San Leonardo decidieron encomendarse a Santa María Magdalena tomándola como su patrona efectuando así voto por sí y sus sucesores de guardar dicha fiesta. Y así todos los años siguen con la tradición impuesta de celebrar este día con actos litúrgicos, desfile de carrozas y con la lidia de un toro, cuya carne se reparte en comida de caridad.

El 25 de julio, día de Santiago, es costumbre finalizar las fiestas con la tradicional “caldereta”, un guiso que tiene como base la carne de vacuno y que se reparte colectivamente entre los vecinos y numerosos visitantes que pasan sus vacaciones en esta villa. Esta comida popular tiene lugar en un entorno natural idílico para esta celebración que es la Fuente del Tío Briones.

Estas fiestas, a diferencia de las de invierno, tienen un carácter eminentemente bullicioso. Las peñas se apoderan de las calles y con sus atuendos, pancartas y charangas, junto a las atracciones para niños de la feria y a los numerosos quioscos de venta ambulante que estos días se instalan, hacen que el pueblo entero, día y noche, sea una continua fiesta.

LA CUARESMA

El pueblo de San Leonardo siempre ha sentido profundamente la pasión de Cristo y ha vivido con fervor la Cuaresma, buena prueba de ello son las numerosas letrillas que se poseen relacionadas con este tema. Algunas de ellas se cantan aún.

Actualmente, un grupo de niñas (antiguamente las mozas) recorren el pueblo durante los domingos y fiestas de la Cuaresma cantando “Canciones del Cristo” y pidiendo dinero para la Iglesia.

El Viernes Santo, acompañando a la “Carrrera” (Procesión del Entierro) cantan un poema que la tradición popular ha atribuido a Lope de Vega.

El día de Pascua es costumbre llevar ramos compuestos con un armazón de madera pintada con los colores de la bandera nacional y asimismo recubiertos de rosquillas. Éstos se subastan en el atrio de la iglesia al final de la misa, cuya recaudación se destina a gastos de la parroquia.

SAN LEONARDO ABAD

Santo francés. Es el patrón de esta Villa. Su festividad se celebra el día 6 de noviembre. Antiguamente, ese mismo día,  tenía lugar en el pueblo una feria de ganado.

Murió un 6 de noviembre, siendo enterrado en la capilla que él mismo había construido.

San Leonardo tiene dos atributos específicos: cadenas y esposas o trabas, que le distinguen de todos los demás santos. Otros atributos secundarios son un libro (a veces abierto, aunque generalmente cerrado) cogido por una de las manos o debajo del brazo.

Cuando se le simboliza como monje o prior de comunidad, se le dota de un bastón pastoral.